Las opciones terapéuticas disponibles se presentan en forma de suplementos orales en altas dosis que pueden administrarse en forma diaria, mensual o bimensual, variando según la edad de la persona, sus niveles de Vitamina D en el cuerpo, estilo de vida, condiciones de salud, el diagnóstico y el tratamiento recomendado por un médico.

Agréganos