Según un experto de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), se espera que el 5.5G, una versión mejorada del 5G, se ponga en uso comercial a gran escala en 2025 para seguir digitalizando la economía y la sociedad y acelerar las transformaciones ecológicas e inteligentes.

Walid Mathlouthi, jefe de la división de Gestión de redes futuras y espectro de la IUT, hizo esta declaración durante la mesa redonda para los medios de comunicación sobre el 5.5G y el mundo inteligente de 2030 en la Semana de la Innovación Win-Win Huawei celebrada esta semana. Mathlouthi afirmó que el espectro será crucial para el futuro desarrollo de las TIC, especialmente en las comunicaciones móviles y la evolución de 5G a 5.5G. La cadena de valor de la industria global en su conjunto está actualmente preocupada por la atribución del espectro de banda ultraancha y el uso total del espectro de enlace ascendente. Dichas cuestiones será importante abordarlas mediante la colaboración de toda la industria en redes, ecosistemas y servicios. El aumento de la disponibilidad del espectro también facilitará un crecimiento sólido y sostenible de la industria.

«Resulta crucial que se adopten estándares unificados en todo el mundo», declaró Mathlouthi. «En la CMR (World Radiotelecommunication Conference) de finales de 2023 se publicarán importantes directrices sobre el espectro». También predijo que el 5.5G se pondrá en uso comercial en 2025.

Wang Qi, director de marketing de la red inalámbrica 5.5G de Huawei, se mostró de acuerdo con esta predicción. También afirmó que, en los próximos 5 a 10 años, a medida que vayan surgiendo más aplicaciones inteligentes, necesitaremos tecnologías inalámbricas más capaces que el 5G. El 5.5G, la siguiente evolución propuesta del 5G, ya ha sido definida por su capacidad de soportar 100 000 millones de conexiones y una conectividad ubicua de 10 Gbit/s. Esta tecnología emergente desempeñará un papel fundamental en el crecimiento de la economía digital. Wang cree que un enlace descendente de 10 Gbit/s y una latencia de milisegundos ayudarán a unir los mundos virtual y físico. También afirmó que otras nuevas tecnologías basadas en el 5G, como NB-IoT, RedCap y el IoT pasivo, permitirán cientos de miles de millones de conexiones y que las tecnologías de detección y comunicación integradas (ISAC) proporcionarán capacidades más allá de la conectividad. Seguir estudiando dichas tecnologías será fundamental para impulsar la innovación en una gama más amplia de escenarios de aplicación. «El 5G evolucionará continuamente hacia el 5.5G con mejoras como una conectividad 10 veces más rápida y mayores capacidades de IoT y de detección», concluyó Wang.

Jose Ahimsa Campos-Arceiz, profesor e investigador principal de la Universidad de la Academia China de las Ciencias, afirmó que el desarrollo de las tecnologías TIC beneficiará a las iniciativas humanas, incluida la conservación de la biodiversidad. El año pasado, el profesor Campos-Arceiz participó en el estudio viral sobre la migración de los elefantes asiáticos hacia el norte. Campos-Arceiz señaló que «utilizando tecnologías TIC como Internet, big data, IoT, teledetección, radar y drones, seremos capaces de construir un sistema de supervisión integral apoyado en redes de supervisión integradas "espacio-aire-tierra". Dicho sistema nos ayudará a vigilar lugares clave las 24 horas del día, incluidas las entradas y salidas de carreteras, los hábitats silvestres y los nodos de carreteras en zonas protegidas, de modo que podremos adquirir información sobre las actividades humanas en tiempo real y garantizar que el ecosistema no se vea perturbado».

Lin Yanqing, experto en política de asuntos gubernamentales de Huawei, también explicó cómo se ha tenido en cuenta el desarrollo ecológico durante el desarrollo del 5.5G. El creciente uso de las tecnologías TIC en entornos industriales permitirá que el 5.5G contribuya más a los esfuerzos de conservación de la energía y reducción de las emisiones. Según un informe publicado por la Global Electronic Sustainability Association (GeSI), la industria de las TIC solo representará el 1,97 % de las emisiones mundiales de carbono para 2030, pero el uso de tecnologías TIC avanzadas en otras industrias puede reducir sus emisiones de carbono en un 20 %, lo que supone una reducción total de las emisiones 10 veces mayor que la que producirá la propia industria de las TIC.

Además, Lin afirmó que el desarrollo saludable del 5.5G requerirá un consenso y unos estándares en el conjunto de la industria. El aperturismo y la colaboración siguen siendo cruciales para el desarrollo global, especialmente en el ámbito de la ciencia y la tecnología. Reforzar la cooperación y coordinar y unificar los estándares técnicos permitirán que un mayor número de empresas de la industria comparta las oportunidades de desarrollo de la economía digital mundial

Los conceptos debatidos en esta cumbre no son nada nuevo. Huawei propuso por primera vez un esquema de 5.5G en 2020 y el 3GPP denominó oficialmente el concepto «5G-Avanzado» en 2021. Como versión mejorada del 5G, sus características como la conectividad ubicua de 10 Gbit/s, los 100 000 millones de conexiones, la inteligencia intrínseca y las capacidades de ahorro de energía impulsarán industrias futuras como el Internet de los vehículos (IoV), el Internet de las cosas (IoT), la robótica y la fabricación, y servirán como fuerza motriz clave de la economía digital.

La Semana de la Innovación Win-Win·Huawei

La Semana de la Innovación Win-Win·Huawei tiene lugar del 18 al 21 de julio en Shenzhen, China. Junto con operadores globales, profesionales de la industria y líders de opinión, nos sumergimos en temas como el 5.5G, el desarrollo ecológico y la transformación digital para vislumbrar el éxito compartido en la economía digital. Para más información, visite: https://carrier.huawei.com/en/events/winwin-innovation-week.