Con algunos de los mejores contenidos del mundo, tienen toda la capacidad de ganar efectivamente si quieren. Pero, al igual que muchas empresas tradicionales, están lidiando con el equilibrio entre las nuevas tecnologías y el negocio de las salas de cine en el que han estado durante décadas.

Si Disney quisiera en su plataforma Xiang Shi, Eternals y West Side Story o su formidable variedad de contenido para adultos como The Bachelor, The Bachelorette, Dancing with the Stars podrían crear un catálogo más atractivo. Pero si enciendes Disney Plus, los títulos principales que aparecen son Los Simpson, Mickey Mouse Club, Moana. No hay nada para nadie mayor de diez años en términos de contenido nuevo. Y siguen diciendo que está en camino.

Y a pesar de lo que están diciendo sus ejecutivos sobre sus cifras, hay que tener en cuenta que cuando se lanzó Disney Plus, lo regalaron a más de 40 millones de hogares en Asia como parte del Hot Star. Pero al mirar los ingresos, no se acercan ni de lejos a Netflix. Y según datos de Comscore, Netflix domina con el 35,1% del tiempo invertido por los usuarios, seguido por YouTube con un 26,4% y a la cola de la lista, Disney Plus con solo un 4,6%, y está cayendo en picado.

Si nos fijamos en Coco Melon,uno de los mayores títulos para niños en edad preescolar, en Netflix, está  justo al lado de Squid Game, que es obviamente para adultos. Sin embargo, Disney cree que deben tener diferentes servicios para cada tipo de contenido. Pero no existe un alboroto de padres quejándose de ésto. Disney debe darse cuenta de que debe poner todo su contenido en un solo lugar, olvidarse de las salas de cine, de la televisión abierta, y colocar todo su contenido en un solo lugar. Pero con un equipo de gestión, que, a diferencia de Netflix, no está dispuesto a hacer lo necesario para ganar, se quedará atrás.

Fuente: Holahorro.mx

 

 

Agréganos