Pfizer y Merck buscan dar visibilidad de estos tipos de tumores en búsqueda de una detección oportuna.

Los tratamientos inmuno-oncológicos estimulan las defensas naturales del cuerpo a fin de combatir el cáncer.9

El cáncer renal y el de vejiga son dos tipos de tumores del tracto urinario, que suelen ser más padecidos por los hombres. Es decir, el primero es dos veces más frecuente entre la población masculina mientras que el de vejiga es hasta cinco veces más común entre los hombres.1y2 El riesgo de su aparición incrementa con la edad de la persona, siendo la media los 50 años;1y2 sin embargo, los pacientes cuentan con terapias inmuno-oncológicas como una esperanza más para su tratamiento.3

En Centroamérica, durante el año 2020, el cáncer renal ocasionó al menos 3.645 muertes,4 mientras que cerca de 1.690 decesos fueron consecuencia del cáncer de vejiga en la misma región.5 Por eso, especialistas en oncología médica promueven el conocimiento de este tipo de tumores para lograr un diagnóstico oportuno y el tratamiento adecuado.

Ante la prevalencia del cáncer en la región, la comunidad médica y científica constantemente realiza esfuerzos para investigar y desarrollar tratamientos innovadores que le hagan frente a esta enfermedad, así como fomentar información clave para generar conciencia en la población y lograr que sean más los que acudan a revisión de un especialista desde los primeros síntomas.

“Este tipo de tumores tiene un alto grado de predisposición en aquellas personas que han fumado por largos periodos de tiempo, que se han expuesto continuamente a solventes y/o pinturas o, para quienes viven con obesidad e hipertensión”, agregó Daniel Bustos, director médico de Pfizer Centroamérica y el Caribe.

En ese sentido, Merck -la compañía alemana líder en ciencia y tecnología- y Pfizer -una de las principales compañías biofarmacéuticas del mundo- unieron esfuerzos para trabajar en el desarrollo de nuevas terapias inmuno-oncológicas, como lo es la molécula avelumab para cáncer de riñón y vejiga.

El tratamiento inmuno-oncológico busca colaborar con el sistema inmunitario para combatir al cáncer, reforzando la capacidad del sistema para eliminar de forma proactiva a las células anormales y prevenir la formación de más tumores.9

A decir de Helena Jiménez, gerente médico de la Unidad de Oncología de Merck Centroamérica y el Caribe, “a pesar de la efectividad de los tratamientos actuales como la quimioterapia, algunos tipos de cáncer suelen avanzar a niveles metastásicos (extensión del tumor a otras partes del cuerpo), por lo que las terapias inmuno-oncológicas representan una buena alternativa para mejorar el tratamiento, ya que estas ayudan a que sea el propio sistema inmune el que ataque a las células cancerígenas distinguiéndolas de las células sanas, y con ello, generando un impacto menor en la salud de los pacientes”.

Si bien la metástasis surge cuando el cáncer se extiende a una o varias partes del cuerpo diferentes de dónde comenzó, los médicos pueden recomendar un determinado tratamiento y el paciente puede llegar a tener una calidad de vida similar a la de una persona con una enfermedad crónica o de largo plazo (es decir, se trata, pero no se cura). La metástasis es sinónimo de vida…6

Consejos para reducir los factores de riesgo

Para disminuir los factores de riesgo del cáncer de riñón y de vejiga es necesario mejorar hábitos en el estilo de vida; eliminar adicciones como el tabaco y el alcohol; mantener una dieta balanceada y acompañarla de ejercicio; controlar la hipertensión, y prevenir el contacto prolongado con materiales como pinturas, aerosoles, metales, materiales de imprenta, textiles y combustibles.7y8

“Tanto el cáncer renal como el de vejiga son diagnosticados regularmente en adultos mayores de 50 años; sin embargo, el estilo de vida y algunas prácticas comunes han provocado que cada vez sean más los jóvenes que experimentan cáncer de riñón y ha elevado las posibilidades de que el cáncer de vejiga se presente en edades más tempranas. Por ello, es necesario hacer conciencia de la importancia de visitar al médico regularmente y adoptar acciones que ayuden a reducir el riesgo de padecer estas enfermedades, así como, contar con un diagnóstico oportuno que promueva el acceso a un tratamiento correcto”, comentó el doctor Carlos Zúñiga, médico oncólogo, Costa Rica.

Finalmente, se hace un llamado para estar alerta ante cualquier síntoma o malestar y acudir oportunamente al médico, quien podrá realizar un diagnóstico temprano.