Muchas partes están experimentando temperaturas abrasadoras a medida que se instala una cúpula de calor en el oeste y el suroeste. Sin embargo, no importa la ubicación, el calor y la humedad del verano pueden hacer que las personas experimenten enfermedades relacionadas con el calor.

Pero las personas pueden tomar medidas para evitar ir al departamento de emergencias por una enfermedad relacionada con el calor.

El doctor Michael Boniface , médico de medicina de emergencia, de Mayo Clinic  dice que puede existir una amplia variedad de enfermedades relacionadas con el calor y que la terminología puede ser confusa.

"Es posible que escuche un golpe de calor , agotamiento por calor , pero realmente todo lo que necesita recordar es que si ha estado expuesto al calor y la humedad, y se siente mal de alguna manera, el primer paso es alejarse de ese medio ambiente ", explica el doctor Boniface.

Si cree que está experimentando agotamiento por calor:

  • Detenga toda actividad y descanse.
  • Muévase a un lugar más fresco.
  • Beba agua fría o bebidas deportivas.
  • Una vez retirado del medio ambiente, intente refrescarse, mantenerse hidratado y reevaluar sus síntomas.

"Al igual que con cualquier otra emergencia, ya sea por calor o no, si comienza a experimentar dolor en el pecho, dificultad para respirar, letargo, confusión o síntomas parecidos a un derrame cerebral, como debilidad, entumecimiento o dificultad para hablar o tragar, debe buscar con emergencia atención inmediata ", dice el especialista de Mayo Clinic.

Además del clima caluroso y la actividad extenuante, otros factores que pueden aumentar el riesgo de agotamiento por calor incluyen:

  • Deshidratación, que reduce la capacidad de su cuerpo para sudar y mantener una temperatura normal.
  • Consumo de alcohol, que puede afectar la capacidad de su cuerpo para regular su temperatura.
  • Vestirse demasiado, especialmente con ropa que no permita que el sudor se evapore fácilmente.
  • Edad avanzada y ciertos medicamentos, que pueden afectar la capacidad de su cuerpo para regular su temperatura.

El doctor Boniface detalla que es fácil deshidratarse, incluso en circunstancias normales. Si bien no hay una respuesta fácil sobre la cantidad de agua que las personas deben beber para mantenerse hidratadas en el calor, está de acuerdo en que las personas probablemente no beben tanto como deberían.

"Si bien es cierto que muchas personas no beben tanta agua como deberían, incluido yo mismo después de trabajar un largo turno en el Departamento de Emergencias, realmente quieres escuchar a tu cuerpo. La sed, la boca seca, la frecuencia y el color de su micción, estas son cosas que debe tener en cuenta y ajustar en consecuencia, especialmente si está experimentando más actividades al aire libre ", manifiesta el especialista de Mayo Clinic.

Si bien pasar tiempo al aire libre tiene muchos beneficios mentales y físicos, es especialmente importante tomar precauciones durante los meses cálidos y húmedos del verano. Además de mantenerse hidratado, el doctor Boniface recomienda usar protector solar y actividad intermitente con descanso incorporado.

Agréganos