Frente la gran amenaza de contagio por el nuevo coronavirus originado en China continental, el Gobierno de la República de China (Taiwán) ha mantenido alerta, por la amenaza sanitaria ante la proximidad geográfica con la zona del brote. Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) todavía no atiende el llamado realizado por un centenar de países, aliados y amigos de Taiwán sobre la urgente necesidad de incorporarlo a sus reuniones, y acceso de la información epidémica, Taiwán se ha esforzado en aplicar medidas necesarias para evitar la propagación del mortal virus 2019-nCoV.

Agréganos