El gobierno de Estados Unidos comprará, a precio sin fines de lucro, 200 millones de dosis en 2021 y 300 millones en la primera mitad del 2022.

 Las dosis se donarán a aproximadamente 100 países de ingresos bajos y medianos- bajos, incluidos los países de la Unión Africana, a través del mecanismo COVAX.

Este esfuerzo es parte del compromiso recientemente anunciado por las empresas de producir dos mil millones de dosis para garantizar un acceso global y equitativo a la vacuna.

Pfizer Inc. (NYSE: PFE) y BioNTech SE (Nasdaq: BNTX) anunciaron hoy sus planes para proporcionar al gobierno de Estados Unidos, a un precio sin fines de lucro, 500 millones de dosis de la vacuna contra COVID-19 de las compañías, 200 millones de dosis en 2021 y 300 millones de dosis en la primera mitad de 2022, para apoyar aún más los esfuerzos multilaterales para abordar el aumento de la infección en muchas partes del mundo y ayudar a poner fin a la pandemia. El gobierno, a su vez, donará las dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech a los países de ingresos bajos y medianos-bajos y a las organizaciones que los apoyan.

Como parte del plan, Estados Unidos asignará las dosis de la vacuna a 92 países y economías de ingresos bajos y medianos-bajos según lo definido por el Compromiso Anticipado de Mercado (AMC) de COVAX-Gavi y los 55 estados miembros de la Unión Africana. El gobierno de los Estados Unidos y las empresas trabajarán con COVAX para garantizar que estas vacunas se entreguen a los países específicos en todo el mundo de la manera más eficiente y equitativa.

Estas dosis son parte del compromiso previamente anunciado por Pfizer y BioNTech de proporcionar 2 mil millones de dosis de la vacuna COVID-19 a países de ingresos bajos y medianos durante los próximos 18 meses.

“Nuestra asociación con el gobierno de los Estados Unidos ayudará a llevar cientos de millones de dosis de nuestra vacuna a los países más pobres del mundo lo más rápido posible. El COVID-19 nos ha impactado a todos, en todas partes y para ganar la batalla contra esta pandemia, debemos garantizar el rápido acceso a las vacunas para todos. Quiero agradecer al presidente Biden por su liderazgo en la protección de los menos favorecidos de nuestros vecinos globales”, dijo Albert Bourla, presidente y director ejecutivo de Pfizer. "La distribución justa y equitativa ha sido nuestra prioridad desde el primer día y estamos orgullosos de hacer nuestra parte para ayudar a vacunar al mundo, una tarea enorme pero alcanzable".

“Como desarrolladores de vacunas, sentimos el deber de proporcionar una vacuna bien tolerada y altamente eficaz y ponerla a disposición de la mayor cantidad posible de personas en todo el mundo. El acuerdo de hoy es una muestra de que los esfuerzos conjuntos del sector público y privado están brindando soluciones para ayudar a poner fin a esta pandemia”, dijo Ugur Sahin, M.D., CEO y cofundador de BioNTech. “También estamos comprometidos con la implementación de soluciones sostenibles apoyando la creación de redes de fabricación en varios continentes. Nuestro primer paso ha sido el

 

Agréganos