La investigación en Wuhan y Shenzhen indica que los pacientes con el grupo sanguíneo tenían una mayor tasa de infección y tendían a presentar síntomas más graves.

Las personas con el tipo O "tenían un riesgo significativamente menor de contraer la enfermedad infecciosa" en comparación con otras. 

Investigadores médicos demostraron que los pacientes con sangre tipo A mostraron una mayor tasa de infección y tendieron a desarrollar síntomas más graves.

Si bien los investigadores dijeron que el estudio era preliminar y que se necesitaba más trabajo, instaron a los gobiernos y a las instalaciones médicas a considerar las diferencias en el tipo de sangre al planificar medidas de mitigación o tratar a pacientes con el virus, conocido como Sars-CoV-2.

"Las personas del grupo sanguíneo A podrían necesitar una protección personal especialmente fortalecida para reducir la posibilidad de infección", escribieron los investigadores dirigidos por Wang Xinghuan del Centro de Medicina Basada en la Evidencia y el Hospital Zhongnan de la Universidad de Wuhan.

Referencia:

Relationship between the ABO Blood Group and the COVID-19 Susceptibility

Jiao Zhao, Yan Yang, Han-Ping Huang, Dong Li, Dong-Feng Gu, Xiang-Feng Lu, Zheng Zhang, Lei Liu, Ting Liu, Yu-Kun Liu, Yun-Jiao He, Bin Sun, Mei-Lan Wei, Guang-Yu Yang, Xinghuan Wang, Li Zhang, Xiao-Yang Zhou, Ming-Zhao Xing, Peng George Wang. 

DOI:

 

Agréganos