La llegada del nuevo coronavirus ha generado que numerosas de actividades se suspendan como modo de prevención; sin embargo, esto no parece haber sido bien recibido por algunas novias, quienes tenían sus planes de matrimonio para este 2020, por lo que salieron a protestar en las calles de Roma, Italia

Enfundadas en sus vestidos de novia puestos, las mujeres se presentaron en la Fontana di Trevi de Roma con carteles y sombrillas blancas para reclamar las “estrictas” medidas del Gobierno italiano, a fin de contener la expansión de COVID-19.

 “Nos habéis roto el matrimonio”. ”No esposos, no iglesia, no fieles” y “El 90 % aplazado hasta el 2021”, son algunas de las frases que se leen en las pancartas que sostienen las novias indignadas ante la postergación de sus bodas por la nueva enfermedad.

En la marcha organiza por la Asociación Italiana de Bodas (Airb), las novias muestran su rechazo ante el aplazamiento que se está produciendo de los matrimonios por el Coronavirus y las medidas que el Gobierno ha tomado como restricciones.

"Tenía que haberme casado en junio y, debido a restricciones, no pude hacerlo. El Gobierno lo hace por nuestro bien, pero estamos viendo muchas injusticias porque no podemos perseguir el sueño de nuestras vidas y luego vemos a la gente llenando discotecas sin llevar ni la mascarilla", criticó una de las novias de la protesta.

Medidas restrictivas para un matrimonio en Italia

De acuerdo a lo decretado por el Gobierno italiano, está prohibido que una persona las acompañe al altar, ya que no es indispensable. Esto ha generado el rechazo de las novias, ya que en la mayoría de los casos el padrino es el padre de la novia o un familiar muy próximo.

De acuerdo a la Asociación Italiana de Bodas, debido a la pandemia el 90% de las ceremonias se ha retrasado hasta el año que viene y el sector ha sufrido unas pérdidas gravísimas. Pasaron de 219.000 bodas celebradas en 2019 a solo 8.000 en este periodo.

 


Agréganos