Por segunda vez, Cleveland Clinic ha llevado a feliz término un embarazo en un útero trasplantado de una donante fallecida.  El trasplante y el nacimiento son parte de un ensayo clínico en curso sobre el trasplante uterino para el tratamiento de la infertilidad por factor uterino.

Con esta técnica, Cleveland Clinic ofrece esperanza a las mujeres de todo el mundo que no pueden tener un bebé debido a la infertilidad por factor uterino. Se estima que 1 de cada 500 mujeres en edad fértil en todo el mundo se ve afectada por esta condición irreversible.

El cirujano de trasplantes de Cleveland Clinic, Cristiano Quintini, MD, es el principal inversor para el ensayo clínico.

En marzo, el equipo de investigación, compuesto por especialistas en cirugía de trasplante, obstetricia y ginecología, fertilidad, neonatología, bioética, psiquiatría, enfermería, anestesiología, enfermedades infecciosas, radiología intervencionista, farmacia, defensa del paciente y trabajo social, dieron la bienvenida a un niño a través de una cesárea.

El útero, de una donante fallecida, fue trasplantado a principios de 2019. A fines de 2019, Michelle, la madre, de 31 años, quedó embarazada a través de la fertilización in vitro.

En 2015, el cirujano de trasplantes de Cleveland Clinic, Andreas Tzakis, MD, PhD, encabezó la presentación del trasplante de útero, que fue el primero en los Estados Unidos y uno de los primeros en el mundo. Desde que Cleveland Clinic comenzó el ensayo clínico, el equipo ha completado ocho trasplantes de útero; seis trasplantes tuvieron éxito y dos resultaron en histerectomías poco después del trasplante. El objetivo es inscribir a diez mujeres entre las edades de 21 y 39 años. A diferencia de esfuerzos de investigación similares en los Estados Unidos, el protocolo de Cleveland Clinic exige que el útero trasplantado provenga de un donante fallecido para eliminar el riesgo para un donante vivo y sano.

Para más información puede visitar la página: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT02573415

 

Agréganos