Un médico opera un escáner ultrasónico portátil en un hospital designado para pacientes con COVID-19 en Wuhan, provincia de Hubei, China, el 28 de febrero de 2020. La ciudad reportó 565 nuevos casos de infección por coronavirus el 29 de febrero. EFE / EPA

Un grupo de científicos del Instituto Peter Doherty de Infección e Inmunidad (de Melbourne, Australia) logró detectar cómo el sistema inmunitario del cuerpo humano lucha contra el covid-19, según un artículo publicado en la revista científica Nature Medicine.

Los expertos tomaron muestras de sangre de uno de los primeros pacientes diagnosticados en Australia con coronavirus, una mujer de 40 años que había estado en la ciudad china de Wuhan, a la que examinaron antes y después de su recuperación. Al cabo de tres días identificaron en su sangre anticuerpos generados por su sistema para combatir la nueva enfermedad.

“Las poblaciones de células inmunes que hemos visto emerger antes de que los pacientes se recuperen son las mismas que vemos en la gripe”, explicó Katherine Kedzierska, jefa del laboratorio. No obstante, de momento se sabe muy poco sobre la manera en que actúa el virus.

¿Y ahora qué?

Kedzierska considera que el descubrimiento podría acelerar el camino hacia una cura efectiva, ya que —aseguró— una posible vacuna “debería imitar la respuesta inmune de nuestro cuerpo”. “Nuestro estudio es un paso importante para comprender cómo nuestro cuerpo se recupera de una infección de leve a moderada por covid-10”, agregó, detallando que ocho de cada diez personas que contraen este coronavirus presentan síntomas de tal magnitud.

Su objetivo ahora es utilizar “marcadores” presentes en la sangre para evaluar a los pacientes y determinar si podrían desarrollar síntomas más graves. Por otro lado, los expertos piensan que todavía es demasiado pronto para esclarecer por cuánto tiempo protegen a una persona las respuestas inmunes al covid-10 que su cuerpo desarrolla.

China dio luz verde a un grupo de científicos para que lleven a cabo los primeros ensayos clínicos en humanos de una vacuna experimental contra el coronavirus, enfermedad que ya ha cobrado la vida de más de 7.700 personas en todo el mundo.

 

Agréganos